CONÓCENOS

LA POSADA DE LOS EMBAJADORES, es un nuevo concepto de restaurante que aúna, en un mismo espacio, la mejor barra de pinchos en la parte del bar, con una cocina basada en recetas tradicionales en la zona del restaurante con horno de leña que recoge lo mejor de la tradición gastronómica de la sierra, donde los productos autóctonos y los platos para compartir son los verdaderos protagonistas

El nuevo local está ubicado en una casa palacio llena de historia, en la que, durante los siglos XVI y XVII, se hospedaban los embajadores de Francia y Portugal durante sus visitas a los reyes de España. Su importancia fue tal que incluso dio nombre a la calle y en su momento fue también cochera de carruajes y fábrica de harina, refleje en su nombre ese histórico pasado, llamándolo La Posada de los Embajadores (C/Embajadores, 17).

Su cuidada decoración, moderna, elegante e “informal” al mismo tiempo, lleva la firma del prestigioso arquitecto Antonio de la Peña. Se ha respetado la estructura original del local, donde el horno de leña, clave del éxito de sus tradicionales cochinillos segovianos, juega un papel fundamental. Su distribución permite la celebración de todo tipo de eventos y es el lugar perfecto para quedar con familia o amigos a cualquier hora del día.

Con 500 metros cuadrados repartidos en dos plantas, dispone de varios ambientes. Por un lado está la zona del bar con mesas altas y bajas, tres rincones chill-out con sofás y sillones, y capacidad para 100 personas, se convierte por la noche en bar de copas. Es el lugar muy apropiado para pasar un rato divertido con amigos a cualquier hora del día o de la noche. Y, todo aquel que lo desee, podrá disfrutar también de sus desayunos y meriendas.

Por otro lado está la zona del restaurante, repartida en dos plantas y con capacidad para 90 comensales. Su amplia carta ofrece una gran variedad de platos basados en recetas tradicionales, donde destacan los platos para compartir, y donde los productos de la zona, con un toque cosmopolita, están muy presentes.

Entre sus guisos, son imprescindibles los judiones de la granja

En el apartado de las carnes, los tradicionales cordero lechal y cochinillo de Segovia, realizados en el horno de leña, el otro gran protagonista del local.